El plátano de Canarias, un alimento excelente

in Blog

Hoy vamos a hablar del plátano de Canarias, una fruta deliciosa que destaca porque aporta a nuestro organismo (sea cual sea la edad) múltiples propiedades y beneficios. Y es que, los plátanos se han convertido en una de las frutas más recomendadas por los expertos en nutrición y más consumidas en todo el mundo.

Origen e historia del plátano

El plátano es nativo de las regiones tropicales del sudeste de Asia y posiblemente fue cultivado en Papúa Nueva Guinea. Su expansión en el mundo islámico hizo que llegara a Europa en la Edad Media. Actualmente el plátano se cultiva en al menos 107 países.

Según datos, fue a principios del siglo XV cuando llegaron a Canarias las primeras plataneras procedentes del sudeste de Asia. En 1516 la planta estaba totalmente asentada y aclimatada a las islas. Los plátanos se extendieron muy rápidamente y eran muy apreciados por la gente.

Día a día, los plátanos de Canarias han ido adquiriendo popularidad hasta llegar a prácticamente todos los rincones del mundo, llegando a la mesa de millones de hogares. Actualmente, la producción es de unos trescientos setenta y cinco millones de kilos al año y se lleva a cabo en seis islas (Gran Canaria, Tenerife, La Palma, Lanzarote, EL Hierro y La Gomera).

Denominación de origen

El excelente clima tropical y la tierra fértil que hay en las islas Canarias, la convierten en la zona ideal para cultivar el plátano más rico del mundo. Su forma curvada junto a su firmeza, piel suave y genuino sabor dulce han conseguido el reconocimiento mundial y la obtención de su denominación de origen plátano de Canarias.

platano de canarias

Información nutricional

- Los plátanos tienen un alto valor nutritivo, destacando su riqueza en hidratos de carbono (el 20 % de su peso).

- Aportan vitamina C a nuestro organismo, mejorando el desarrollo de la piel y los huesos.

- Gran fuente de potasio, que lo convierte en una fruta ideal para todas las personas que realizan cualquier actividad física.

- Poseen un alto contenido en fibra.

- Contienen vitamina B6, necesaria para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

- Propiedades antioxidantes, gracias a su contenido en manganeso.

Además, contiene también, aunque en menor medida: calcio, fósforo, zinc, vitamina A, vitamina E, tiamina, riboflavina B2, niacina y ácido fólico.

Incluir en nuestra dieta diaria los plátanos es muy fácil, ya que combinan bien con otros alimentos y permiten múltiples y variadas composiciones. Se pueden tomar como primer plato, como postre, en batidos y cócteles, como entrante o en sopas y cremas.

Hay recetas sorprendentes que se pueden hacer con plátanos (piruletas de plátano con panceta, tempura de pollo con salsa de yogurt y plátano o postres como flan de pera y plátano con chocolate). También se utilizan mucho en papillas para los más pequeños.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de consumir plátanos

Hay que tener cuidado con los plátanos que estén muy verdes, ya que hay personas que no los digieren bien y les pueden causar hinchazón en el vientre. Es mejor consumirlos cuando estén en su punto justo de maduración.

A veces pueden sentar mal si los tomamos después de las comidas. Se recomienda tomarlos dos horas después del desayuno o como almuerzo o merienda.

Para digerirlos mejor y beneficiarnos de todas sus propiedades, se aconseja masticarlos poco a poco favoreciendo la salivación y logrando así una mejor digestión.

Recomendaciones para su conservación

Los plátanos maduran y ennegrecen pronto, para evitar esto se pueden poner en la nevera envueltos con papel de aluminio o de periódico, lo importante es que no reciban nada de luz. De esta forma, se conservan como recién comprados durante más tiempo.