Descubre el rancho canario

in Blog

Las personas amantes de los guisos de cuchara no pueden resistirse a un buen plato de rancho canario, un plato tradicional de las islas Canarias que sorprende por la variedad de ingredientes que incluye.

¿Qué es el rancho canario?

Es un plato que se prepara con ingredientes humildes y que no tiene un proceso de preparación nada exótico, pero sus sabores son el perfecto ejemplo de la riqueza de la cocina tradicional.

Los orígenes de este rancho se pierden en la historia canaria, pero se identifican con los tiempos en los que la población de las islas pasaba más penurias económicas y de abastecimiento. Por eso, se empezó a preparar este plato que incluye los productos típicos canarios de temporada.

Por este aprovechamiento de alimentos canarios, este plato tiene diferentes versiones. De hecho, se puede decir que cada familia de las islas tiene su propia versión de este plato que parte siempre de la técnica culinaria del guiso y de una serie de ingredientes básicos, como las verduras, las legumbres, la pasta y la carne.

En todos los casos, el rancho acaba siendo un plato de cuchara que aporta una gran cantidad de nutrientes y que tiene un sabor exquisito. Añadiéndole un trozo de carne ya es un plato completo que puede ser la comida perfecta de cualquier persona adulta.

Aunque es imposible hablar de la receta definitiva de este plato por sus innumerables variedades, sí que merece la pena tener en cuenta una de sus versiones más populares que los cocineros aficionados a este tipo de guisos pueden usar como base de su preparación. A partir de ella, las aportaciones y variaciones de cada cocinero son siempre bienvenidas.

Los ingredientes básicos del rancho canario son el agua, la pasta (fideos o cualquier otra que se desee), la costilla de cerdo (que puede cambiarse por carne de res o cualquier otra), chorizo, legumbres, cebolla, ajo, patata, aceite y pimentón.

rancho canario

En una cazuela de dimensiones adecuadas, se hace un sofrito con el ajo y la cebolla en aceite de oliva. Posteriormente, cuando ya están en su punto de pochado, se añaden el agua y los garbanzos o judías. Dependiendo de la legumbre elegida, habrá que hacerlo en agua caliente o fría.

Antes de que las legumbres estén hechas por completo, es importante añadir las patatas y un poco de agua, si el caldo se ha reducido con la cocción de las legumbres. A medida que se cuece, se percibe como el caldo se espesa: es el momento de añadir la pasta preferida de los comensales y de rectificar de sal.

Ya solamente es cuestión de esperar a que la pasta se acabe de cocinar para tener un rico rancho canario, que puede servirse en el mismo perol donde se ha cocinado para garantizar que se conserve a su temperatura ideal.

Esta receta admite numerosos cambios en sus ingredientes. Queda igual de sabrosa con carne de ternera o de res y también puede incluir calabaza para darle un toque diferente. Las versiones más antiguas del rancho de Canarias incluyen mazorcas de maíz que se incluyen enteras en el guiso.

En definitiva, el rancho canario es un plato perfecto para una comida familiar de invierno, que aporta a los comensales la energía necesaria para sobrellevar el frío y las actividades diarias. Todo ello, sin dejar en ningún momento de una gama de sabores intensos, que no pueden dejar indiferente a ningún paladar de los aficionados a la buena gastronomía. Sin duda, es uno de los platos que no puede dejar de probar cualquier persona que visite por primera vez las Islas Canarias.